#1

14 de marzo de 1998

La familia Pichardo Román

 

Historia de familia

Por Graciela Azcárate

 

Un linaje de 18 generaciones.

 

A orillas del río Somme, en las llanuras de la Picardía francesa puede rastrearse el ancestro de los Picardo.

Aparecen en España con honores y blasones ganados en la reconquista contra el moro,  y  en Jeréz  de la Frontera,  uno de sus conquistadores es  el " extranjero Guillén Picardo", quien aparece en el repartimiento de tierras de aquella ciudad.  En Andalucía,  y más  tarde como caballeros de Carlos V, varios historiadores aseguran que la familia Pichardo desciende de una " turbulenta y animosa aristocracia caballeresca", entroncados con los Infantes de La Cerda, descendientes de Don Fernando de la Cerda, hijo mayor del Rey Alfonso X, " El sabio". Recibían ese nombre por el mechón de pelo que caía sobre el hombro. Esos troncos que provenían de Francia se instalaron en Segovia y las Canarias.

En el siglo XVI, se establece en Santiago de Los Caballeros, Antonio Pichardo Vinuesa, perteneciente a la casa de Segovia, y quien da origen al tronco de la familia en América.

Antonio Pichardo Vinuesa era Teniente General de los Ejércitos Reales. Pasó a la isla de Santo Domingo donde casó con Agueda de Padilla y Guzmán. Fue Gobernador de armas,  Juez visitador, Capitán de las tropas del norte e Intendente general de los contrabandos

Su descendendencia gozó de prestigio, autoridad  en influencia en la Colonia. Para 1790 había levantado la capilla del Santísimo Sacramento en la Iglesia mayor de Santiago, la cual mantenía y enriquecía. También costeó las enormes campanas y  sustentó económicamente la Junta de fábrica de la Iglesia de Nuestra Señora de las Mercedes, arruinada por el terremoto de 1783. El Tratado de Basilea, en 1795, hace que lo mejor de las familias dominicanas emigre. Los Pichardo parten a Cuba donde se instalan en La Habana, Santiago, Camaguey, Matanzas, Villa Clara y Bayamo.

Las invasiones haitianas de 1801, 1805 y 1822 terminan por desvincular a la familia del territorio dominicano.

Los  Pichardo que se desarrollan en Cuba descollaran en la cultura , la vida intelectual y el apoyo decidido a la política, la diplomacia y la justicia.

Esteban Pichardo  y Tapia fue el primer geógrafo de Cuba y José Antonio Pichardo Marquez llegó a ser Juez Presidente del Tribunal Supremo de Justica de esa isla.

Algunos como el Lic. Domingo Daniel Pichardo y Pró, de padres cubanos pero nacido para algunos en la plaza marroquí de Ceuta en 1809 y para otros en Cádiz en 1815,  regresaron a República Dominicana. Era hijo del teniente coronel Domingo Pichardo Delmonte y María Dolores Pró Baeza, natural de Ceuta en Marruecos y nieto de  Antonio Pichardo Vinuesa. Ejerció como abogado de los tribunales de la República y como producto de un duelo con su compañero de estrado, Lic. Domingo Antonio Rodríguez Tapia, fueron conocidos como "los mochos". En la jerga de los tribunales era común la frase" A que te meto los mochos".

Su ministerio, que ejercía en 1850, fue compartido con otros puestos como alcalde titular de Santiago durante la Independencia y la Anexión, presidente del Tribunado en 1854 ( cámara de diputados), senador por la provincia de Santiago en 1855, Vicepresidente y Ministro de los despachos de la Gobernación, Justicia e Instrucción Pública; Guerra y Marina del gobierno provisional de  José Desiderio

Valverde ( 1855- 1857) y hasta su muerte, acaecida en 1884 fue procurador Fiscal del Tribunal de Primera Instancia de la Vega.

Papá Min casó hacia 1837 con Generosa Román Leguizamón, proveniente de una familia, que en la diáspora producida por las invasiones haitianas, emigró a Puerto Rico.

De su matrimonio nacieron catorce hijos de los cuales diez eran mujeres. Generosa, nacida en 1838, casó con un primo de su padre, Sebastián Pichardo Contreras, de Santiago de Cuba, notario y firmante del Acta de Inependencia de 1863. Adriana Mercedes, nacida en 1850, casó con Pedro Franco Bidó ( Perico) en 1869, hijo del general independentista Román Franco Bidó. Africa nacida en  1857, casó en 1875 con el francomacorisano Julián Estrada García , hijo de otro independentista. Papá Calán fue general durante la guerra de Restauración, síndico, secretario, tesorero y presidente del Ayuntamiento de su ciudad natal y comandante de armas y gobernador de la provinccia a lo largo del siglo XIX.

Manuel Jesús Fondeur Castro, esposo desde 1875 de Vitalina , la hija más pequeña, era hijo del francés Furcy Fondeur Lajeneusse, quien tomó las armas contra los haitianos en la batalla de Santiago en 1844.

De los varones, Leopoldo que en 1875 residía en Santiago y en San Francisco de Macorís en 1887, se trasladó a Matanzas en 1893 y en 1902 fijó residencia en Barbero hoy Pimentel, junto a su esposa Juana Jerez Villafaña y sus cuatro hijos. Domingo Miguel y Rodolfo Ramón, se unen en matrimonio a las hermanas Trinidad y Juana Francisca Valerio, hijas del general Fernando Valerio, héroe de las batallas de Santiago ( 1844) y Sabana Larga ( 1856), dando al árbol genealógico de la familia sus ramas más prolíficas.

A pesar de la intensa relación con los independentistas, Papá Min, que derrocado el gobierno de Valverde en 1858, pasó al exilio hasta 1860, llegó a simpatizar con el régimen de la Anexión, que incluso lo condecoró con la Orden de Isabel La católica y lo habilitó como " defensor público" en 1861.

Sus biznietos mayores lo recuerdan como un ciudadano respetable y de  Mamá Generosa se sabe que era una matrona que gustaba de cuellos y mangas almidonadas y elegancias en el vestir.

Sus hijos y nietos trasmiten oralmente los relatos de sus inclinaciones, como la devoción por la Virgen del Cobre, razón por la cual bautizaron a uno de sus últimos hijos con el nombre De La Caridad, en homenaje a la virgen cubana.

Rodolfo, Papá Fo, fue conocido por sus nietos con las cicatrices de la herida  que le produjo una bala en las contiendas restauradoras y con trece hijos lideraba como un patriarca en la calle de La Barranca las fiestas de Lupina. Domingo Miguel, Papá Mingo para sus nietos, recordaba bajo los limoncillos de su casa en la calle Libertad sus días como capitán del batallón  Restauración en tanto que se desempeñaba como veterinario empírico.

 

Sumarios

 

1- Varios historiadores aseguran que la familia Pichardo desciende de "una turbulenta  y animosa aristocracia caballeresca".

 

2- En el siglo XVI, se establece en Santiago de los Caballeros, Antonio Pichardo Vinuesa, perteneciente a la casa de Segovia y quien da origen al tronco de la familia en América.

 

3- Los Pichardo que se desarrollan en Cuba, descollaron en la cultura, la vida intelectual y en el apoyo decidido a la política, la diplomacia y la justicia.

 

 

pie de fotos

1-De las armas que ostenta el apellido Pichardo, este es el escudo más conocido" un campo de plata, un árbol de sinople y una cabra de sable empinada en su tronco. En campo de oro, tres barras de gule".

 

2-Sebastián Pichardo Contreras ( Santiago de Cuba, 1829- Santiago, R.D. 1899). Casó con Generosa Pichardo Román, hija de su primohermano Domingo Daniel Pichardo Pro. Ejerció como notario en Santiago y en 1863 figuró como firmante del Acta de Independencia.

Fotografía de 1895.

 

3-Rafael Pichardo Pichardo ( 1862- 1906), el mayor de los varones de Sebastián Pichardo Contreras y Generosa Pichardo Román. Fotografía de 1893.

 

4- Lépido Pichardo Valerio. Hijo de Domingo Miguel Pichardo Román y Trinidad Valerio. Residió en Rincón Largo, Santiago, cuando todavía aquel lugar pertenecía a la zona rural.

 

5- Africa Pichardo Román ( Santiago, 1857- San Francisco de Macorís, 1917). Hija de Domingo Daniel Pichardo Pró y Generosa Román Leguizamón. Casó en 1875 con Julián Estrada García, general restaurador, síndico de San Francisco de Macorís y Gobernador de la entonces provincia Pacificador. Tronco de las familias Marrero- Estrada; Estrada -Aybar y Estrada- Santamaría.

 

6-Domingo Daniel Pichardo Pró. Abogado, y uno de los " mochos".  Casó con Generosa Román Leguizamón. Siete de sus catorce hijos fueron tronco de las familias Pichardo- Pichardo; Pichardo - Valerio; Pichardo-Jeréz; Estrada-Pichardo; Franco Bidó- Pichardo y Fondeur- Pichardo.

 

7- Leopoldo Pichardo Román,( Santiago, 1856- Pimentel, 1927) junto a su familia en matanzas a fines del siglo XIX. De izquierda a derecha, Miguel Aurelio, Gabriel, su esposa Juana Jeréz y Jesusita. Al centro con su padre, y en el mismo orden, Delia, Lidia y José Gerónimo.

 

 

#2

28 de marzo 1998

 

Familia Pichardo

 

Historia de familia

Por Graciela Azcárate

 

 

El árbol de la patria

 

Cuando la Ocupación Haitiana alcanzaba ya dieciséis años, hacia 1838, nacía Generosa,

la primera hija del matrimonio de Domingo Daniel Pichardo Pró y Generosa Román Leguizamón. En En 1859, nace Vitalina, la última de la prole de catorce hijos.

En el período de  veintiún años, que media entre los dos nacimientos  se sucedieron

 hechos que sobresaltaron  el desarrollo normal de la familia.

En 1842, al nacer Cristina, Santiago fue destruida por un violento terremoto

que borró toda la arquitectura colonial. Cristina nacería un año antes de la

 Independencia; en plena campaña guerrera contra Haití verían la luz Rodolfo Ramón (1847), Natalia (1849), Adriana Mercedes (1850) y Leopoldo (1856). En 1857, cuando nace Africa 

estalló en la Fortaleza San Luis la revolución contra el gobierno de Buenaventura Báez,

en la cual su padre fue figura principal, ocupando la Vicepresidencia del gobierno provisional de José Desiderio Valverde y los ministerios de Gobernación, Justicia e Instrucción Publica y Guerra y Marina.

En octubre de 1863, nació María Dolores de la Caridad, la primera hija de Domingo

Miguel (1839), el mayor de los varones, en un Santiago cuyas casas con tablas de palma y techos de yagua habían sido incendiadas durante el sitio a los españoles en la Guerra Restauradora.

En 1861, al  proclamarse la Anexión, nace su prima Dolores, hija de Generosa Pichardo Roman y Sebastián Pichardo Contreras, el cubano de oriente, primo hermano de su padre con quien había casado años antes.

 Generosa y Domingo Miguel eran los hermanos mayores y dieron a los esposos Pichardo-Roman los primeros nietos. En la década, Generosa procreó a Rafael (1862), a José Antonio (1865), a Godofredo (1867) y a Otilia (1869), en tanto que de la unión de Domingo Miguel, con Trinidad Valerio, hija del general Fernando Valerio, nacieron Hipolito (1865) y Angélica (1867).

Adriana Mercedes Pichardo Román vería el nacimiento de estos sobrinos antes de su matrimonio en 1869 con Pedro Franco-Bido Pérez.

Entre 1871 y 1898 se suman otros nietos, hijos de Generosa, Domingo Miguel, Rodolfo, Leopoldo, Africa, Adriana y Vitalina.  Aurelia, Emilia y Daniel no dejan descendencia.

Domingo Daniel no conoce esta descendencia pues falleció en La Vega en 1884,  mientras

 cumplía funciones de Procurador Fiscal del Tribunal de Primera Instancia de esa ciudad.

Doña Generosa, conoció varios biznietos,  pues longeva,  murió en 1906 a los 93 años de edad.

De las hijas, Africa paso a residir a San Francisco de Macorís, luego de su matrimonio en Santiago con el francomacorisano Julian Estrada García en diciembre de 1875.

Siete meses antes, su hermana Vitalina casó con Manuel de Jesús Fondeur Castro

 ante su hermano Domingo Miguel, Oficial del Estado Civil del Segundo Distrito de Santiago.

Su hijo Francisco Antonio se fue a Tamboril a ejercer el comercio, en el área farmacéutica.

Leopoldo siguió los pasos de Africa. Presente en Santiago en 1875, se traslada a San Francisco de Macorís en 1887. En 1893 mudó a Matanzas y en 1902 fija  su residencia en Barbero (hoy Pimentel) junto a su esposa Juana Jerez Villafaña y sus cuatro hijos.

En esa comunidad ocupó los cargos de Juez Alcalde y Oficial Civil entre 1908 y 1910;

fue también Comandante de Armas de Villa Riva.

Domingo Miguel pasó  una temporada en el Nordeste, en la ciudad del Jaya  nacieron sus hijos Juan Aníbal (1874) y German (1877).

A fines de siglo, los Estrada Pichardo se trasladaron a Sánchez, al ocupar don Julian la Interventoría de Aduanas de ese activo puerto. Allí casa Corina Estrada Pichardo con Vicente Linares (1901) y María Estrada Pichardo con Joaquin Marrero (1904).

Su hermano Rafael Angel (Fello) falleció en 1903. De vuelta a Macorís hacia 1907 -año en que nació en Tamboril el primer nieto de Vitalina, Mario Augusto Fondeur Fernández- la familia reinicia los lazos que por la distancia  se habían perdido.

 Don Vicente Linares, visitaba a las tías solteronas de su esposa en la calle de La Barranca en Santiago; María Fondeur, hija de Vitalina, pasaba  largas temporadas con sus primas y estas

 a su vez visitaban a sus tíos Sebastián y Generosa; Arcadio y Nidia, hijos de Rodolfo Pichardo Román y Juana Francisca Valerio, acudían con frecuencia a casa de su tía Africa.

El hijo mayor de Rodolfo, Daniel Pichardo Valerio, procreó en San Francisco de Macorís a su segundo hijo, Jesús María (1891) y recuerda la tradición oral que estuvo enamorado de su prima María Estrada.

Poco después de su estancia en Macorís y afectados sus pulmones, Daniel buscó curar

su salud en Jánico, entre los pinos de la sierra. En 1902 era Juez Alcalde Titular y Oficial Civil de ese municipio, año en que también casó con María Josefa Luna Collado, hermana de Isaías Luna Collado,  esposo de una hermana de Daniel, Clementina.

Los lazos intrafamiliares también aparecen fomentados en los matrimonios de

otras de sus hermanas: Lucila y Melania Pichardo Valerio casaron con los hermanos

Andrés y Nicanor Saleta y Fresolina con Julio Saleta, primo hermano de los anteriores.

Todos eran nietos de una tía abuela de los Pichardo Valerio, María Antonia Pichardo Pró de

Saleta.

La sierra atraería a otros descendientes del tronco Pichardo Valerio, como los hermanos Agustin y Rodolfo (Fofin), residentes en Jánico y Los Ranchos de Babosico en la primera década de

 este siglo; el sobrino de estos, Nicanor Alfonso Saleta Pichardo (Mello), casado en Jánico

en 1914 con Lidia Báez y su primo hermano Juan Aníbal Pichardo Valerio, que casó en Jánico

en 1904 con Ana Eleonora Hernández,  se trasladarían más  tarde a Gurabo y San José de Las Matas, donde ocupó la presidencia del Ayuntamiento.

En 1919 y a consecuencia de la muerte de su hija Argentina del Carmen (Cuquita)

 a la edad de siete anos, Agustin Pichardo Valerio se trasladó a Bella Vista en Santiago,

 buscando reparar en otro ambiente la sensible perdida. Regresó en 1926 a la casa que había construido en la calle de La Barranca en 1914 y que resultó afectada durante el Sitio de los Comeburros. Junto a él, sus hermanos Rodolfo (Fofin), Juan, Eleazar (Chelo), Dolores (Lolita) y

 Nidia vivieron también de manera temporal en la floreciente comunidad que se

bautizara oficialmente como "Villa Padre Borbón" en 1928.

Lolita y Nidia vivirían por un tiempo en Puerto Rico y Francia, junto a sus esposos, Ricardo Pena y Armando Ponce de León.

Guarionex (Guaro) y Eleazar (Chelo) se instalan de manera definitiva en la margen occidental del río Yaque, y son considerados como "los Pichardo de Bella Vista".

Los "Pichardo de Nibaje" provenían del mismo ancestro común, ya que eran hijos de su primo hermano Domingo Daniel Pichardo Valerio, hijo de Domingo Miguel Pichardo Román y Trinidad Valerio.

Los años 20 marcaron el éxodo de varias líneas de las siete ramas del apellido hacia otros puntos de la región y el país. En el ámbito nacional, La Vega, Puerto Plata, Mao, Moca, Samaná, Montecristi, La Romana, Higuey, Santo Domingo, Azua y San Juan de la Maguana fueron y son puntos de residencia accidental, temporal o permanente de nietos, biznietos, tataranietos y choznos de los Pichardo Román.

Y en el mundo, Alaska, Canadá, Estados Unidos, Méjico, Jamaica, Puerto Rico, Curazao, Colombia, Venezuela, Argentina, Japón, Suiza, Francia, España y Alemania, han sido la nueva tierra

donde la sangre o el apellido Pichardo hace perdurar el recuerdo de un linaje que  alcanza las

 18 generaciones.

 

 

#3

La familia Pichardo

Un apellido que marca

 

 

Historia de familia

Por Graciela Azcárate

 

 

"Un apellido es una marca indeleble, y queramos o no, a él vamos unidos y por él somos presente de lo que fue pasado"

 

Pedro González Blanco

 

Dice el doctor Carlos Dobal, que él como historiador divide a los estudiosos de la historia en dos tipos de cultivadores: los que se interesan por la historia con mayúscula y los pequeños hacedores, entre los que se identifica.

Y es en la pequeña historia familiar, en el cuento oral que recorre las venas de una tribu, por donde se derrama  la savia en la que confluyen los logros y fracasos de una comunidad.

Grupo social donde se encaminan los anhelos, las tradiciones, las penas, el desencuentro,  los más altos ideales y por que no, la más superflua vanidad. Pero al fin de cuentas es con sus altas  y bajas con que se escribe la historia de la humanidad.

La estirpe de los Pichardo, como la de los Morel de Santa Cruz, la de los Rojas, los Espaillat, los Hernández, Sánchez, Julia y Pérez entre tantos, han contribuido a exaltar y enriquecer la nacionalidad dominicana, pero lo han hecho desde la patria chica, desde el terruño más hondo, desde las más profundas tradiciones santiagueras.

Desde que Daniel Pichardo y Pró, fundara el tronco común de diversas generaciones, en el tercer decenio del siglo XIX en Santiago de los Caballeros, se ha ido ampliando, bifurcando y enriqueciendo esta larga familia.

Esparcidos por la geografía nacional, así como en Estados Unidos, Puerto Rico, Venezuela y España, encontramos los descendientes del tronco Pichardo Román en importantes hechos históricos, en el sector público o el privado, la política, en el mundo de la industria, el deporte, la televisión, el arte, el folklore, la medicina, el derecho, la ingeniería, la arquitectura y otras ramas.

Poncio Pou Saleta y Federico Pichardo Díaz, dieron sus esfuerzos por los ideales de la patria y participaron como expedicionarios en 1959;

Piedad Pichardo de Luna fue una inmortal del deporte nacional; Juan Ulises Gracía Saleta, padre del olimpismo dominicano; Tania Báez, conocida presentadora de televisión; Tin Pichardo, propulsor del merengue típico; Tuti Almonte de Zouain, destacada coreógrafa; Simón Tomás Fernández Pichardo, ex secretario de Estado, son sólo algunas de las destacadas personalidades que como hojas integran el gran árbol de la familia Pichardo.

Generosa Pichardo Román, posiblemente la primera hija del matrimonio de Domingo y Generosa, casó con Sebastían Pichardo Contreras, natural de Santiago de Cuba. La fecha de este matrimonio falta de los archivos civiles y eclesásticos de Santiago de los Caballeros anteriores a 1863, todos destruídos por el incendio del 6 de sepetiembre de ese mismo año. Ambos estaban emparentados, pues el novio y el padre de la novia eran primos hermanos.

La descendencia del matrimonio Pichardo Contreras- Pichardo Román

se bifurca en las ramas de la descendencia de Dolores Pichardo Pichardo; la descendencia de José Antonio Pichardo Pichardo, quien nació probablemente en 1865. Era dueño de una conocida dulcería en el parque Duarte de Santiago. Casó con Cecilia  de Jesús Escoto y tuvieron seis hijos.

La rama tercera es la descendencia de Godofredo Pichardo Pichardo, renombrado músico, barítono, compositor y poeta de principios de siglo.

De la rama de la familia Pichardo Valerio, Domingo Miguel, segundo hijo de la extensa familia de Domingo y Generosa casó con Trinidad Gómez, hija de el general Fernando Valerio, héroe de las batallas de Santiago y Sabana Larga.  Ocupó importantes cargos y tuvo una activa participación en la vida política del país.

Rodolfo Ramón, al igual que su hermano Domingo Miguel, figuró en las filas del ejército dominicano durante la guerra de Restauración. Fue soldado de la companía de cazadores y estuvo a las órdenes del general Gaspar Polanco. Casado con Juana Francisca Valerio, será este matrimonio, el que proporcionará la descendencia más prolífera con que cuenta el árbol genealógico familiar.

La familia Pichardo Jerez tiene su origen en Leopoldo Pichardo Román, tercero de los cuatro varones en la extensa familia de don Domingo y Generosa. Se estableció en San Francisco de Macorís y en 1893 se trasladó a Matanzas.

Regresó en 1902 y fijó sus residencia en Pimentel donde murió a la edad de 71 años en septiembre de 1927. Casado con Juana Jerez natural de San Francisco de Macorís procrearán cinco hijos. que darán origen a una portentosa ramas familiar.

La familia Estrada Pichardo, se origina en Francisca Africa Capitolina Pichardo, nacida en 1857 en Santiago y que casó con Julián Estrada, nacido en San Francisco de Macorís. De los ocho hijos que procrearon las ramas entroncan y abarcan  los apellidos Fondeur, Hernández, Luna, Tapia, Linares,  Villanueva, Borrero, Viñas, Molina, Casanova, Jáques, Bisonó y Fernández.

Rotundo ejemplo, largo aliento que sembraron hace 160 años Papá Min y Mamá Generosa. La familia Pichardo ha crecido airosa, orgullosa y diligente en la premisa de hacer camino al andar.

Abriendo nuevos surcos, sembrando buena simiente, fundando los cimientos de una sociedad sana y valiente desde las pequeñas historias cotidianas  y desde los humildes gestos filiales.

 

 

Sumario

1- La estirpe de los Pichardo ha contribuido a exaltar y enriquecer la nacionalidad dominicana.

 

2- Lo han hecho desde la patria chica, desde el terruño más hondo, desde las más profundas tradiciones santiagueras.

 

3- Desde que Daniel Pichardo y Pró, fundara el tronco común de diversas generaciones, en el tercer decenio del siglo XIX, en Santiago de los Caballeros, se ha ido ampliando y enriqueciendo esta larga familia.

 

Pie de fotos.

1-Domingo Daniel Pichardo y Pró. (1809?1815?- 1884), tronco fundador de la familia Pichardo-Román.

2- Generosa Román Leguizamón de Pichardo( 1813- 1906).